lunes, 7 de marzo de 2011

Carta de Amor


Te odio.
Te odio porque no estás.
Te odio porque no existes.
Te odio porque mi vida gira en torno a ti.
Te odio porque no te encuentro y te odio
porque no puedo evitar buscarte.
Te odio porque no duermes conmigo
y te odio porque despierto sin ti.
Te odio porque me conoces mejor que yo mismo.
Te odio porque no te conozco.
Te odio porque no puedo librarme de ti,
porque estás en cada canción que escucho
si pongo un mínimo de atención,
en cada historia que leo,
porque te veo en cada imagen que admiro.
Te odio porque sé lo que eres y lo que representas
y no soy capaz de definirte o dibujarte.
Te odio porque estás en mis sueños.
Te odio porque no eres real.


Te odio porque quiero odiarte
pero no puedo evitar quererte.
No puedo evitar verte reflejada en otras
y pensar que se trata de ti.
No puedo evitar verte en cada cosa que no es odio.
No puedo evitar sentirte más allá de los sentidos.
No puedo evitar saber que estás ahí
aunque todo me diga que no estás.


Y eso no lo odio.
No puedo evitar querer odiarte.
No puedo evitar odiar quererte.
Y quiero evitarlo.
Porque sé que lo que me hace querer quererte
es lo mismo
que me impulsa a odiar odiarte.


Y es eso, y nada más que eso,
lo que me mantiene vivo.


Odiando.


Queriendo.

-------------------------------

Escribí este poema, quizá el primero que escribí nunca, porque en aquel entonces no escribía poesía, para un concurso de El País Semanal, en febrero de 2002. ¡Gané y me publicaron! ^_^
19 añitos tenía entonces, y visto desde mis 28, desalienta saber que no escribo mucho mejor, y que en lo que me llevó a escribirlo tampoco he avanzado mucho XD.

Había olvidado casi por completo el texto hasta que hace algo así como un añito descubrí una canción de Los Seis Días con Santi Balmes de Love of Lesbian cuya letra era sospechosamente familiar. En un ataque de arrogancia idiota, me pregunté si se habrían "inspirado" en mi texto, pero prefiero pensar y es mucho más probable que simplemente dos personas, y seguro que muchas más, hayan tenido la ocurrencia en distintos lugares y momentos de jugar con la dicotomía amor/odio. Ahí os dejo la canción, que no está nada mal.



5 comentarios:

  1. Yo no creo que no hayas mejorado. Simplemente, ya entonces eras bueno, cabronazo.
    Yo no he ganado un concurso de poesía/prosa en mi vida. Y ganar uno de El País, es empezar bastante fuerte.
    Congrats, my bluish friend

    ResponderEliminar
  2. Yo nunca he ganado nada para empezar porque no me he presentado a nada. XD

    Te merecías el premio, y hace días que no paro de escuchar esa canción.

    ResponderEliminar
  3. Por cierto Fran, escucha la letra de este tema de PJ Harvey:

    Catherine

    ResponderEliminar
  4. ¡Lo he encontrado! ¡Te he encontrado! Y contigo tu blog y tu poema. No puedo creerlo.
    Gracias.
    Leí tu carta en clase, en el instituto. Al profesor de lengua castelllana se le ocurrió que una buena forma de conseguir que nos interesáramos por la lectura y la escriptura, siendo como éramos niños de doce o trece añitos, era leyendo las cartas de amor del concurso en el día de San Valentín para pedirnos luego que entregásemos una escrita por nosotros. Nos repartió las hojas y la tuya me llamó la atención. Enseguida la hube leído y quise leerla en voz alta.Tenía que ser esa. Ninguna otra. Era la tercera de las cartas. Le habría tocado leerla a mi compañera pero lo hice yo. Le puse toda la emoción de que fui capaz. La sentía con mucha intensidad. Significó mucho para mí en ese momento. Me parece que los dejé a todos un poco parados. Incluso recuerdo al profesor comentar que le había puesto sentimiento, y los demás parecían estar de acuerdo. Guardé el papel porque quería conservar tu escrito. De tanto en tanto algo me lo recuerda y lo releo. Hoy he buscado tu nombre en Google y aquí estoy. Gracias de todo corazón.

    ResponderEliminar